Querida vecina del 5ºC

Querida vecina del 5ºC

Querida vecina del 5º C:

Toda la comunidad sabe que estás trabajando en un hospital público.

A través de la ventana, te vemos llegar cada noche con tu paso cansado, una bolsa colgada del brazo y ese andar cansino, arrastrando todas y cada una de las caras que has visto durante el día sufrir y llorar.

Queremos que sepas que estamos a tu disposición para lo que necesites. Podemos prepararte algo de cena y dejártela en la puerta de tu casa, o si precisas comprar algo no tienes más que dejarnos una nota. Iremos y te lo dejaremos colgado del pomo, para hacerte las horas de descanso más llevaderas.

Escuchamos a tu hijo poner música de vez en cuando. Sabemos que también lo está pasando mal. Ha tenido que madurar muy deprisa, y 14 años son unos años muy difíciles para pasarlos en una pandemia.

Si necesitas que hablemos con él, o él mismo necesita algo durante tu jornada de trabajo, dile que no tiene más que llamar a cualquiera, que estaremos para echarle una mano.

Nadie mejor que tú sabe de contagios, de medidas de higiene y de protocolos de limpieza, así que si tienes alguna sugerencia para nosotros, por favor, háznoslo saber.

Por nuestra parte, nada más. Solo agradecerte la labor que estas realizando no solo por nosotros -que también- sino por todos los que están padeciendo la enfermedad.

Y que sepas que ya estamos organizando una cena en la terraza para el día en que todo esto termine. Mucho ánimo y mucha fuerza, vecina.

El bloque

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *