Me he equivocado. Lo siento mucho. No volverá a ocurrir

Me he equivocado. Lo siento mucho. No volverá a ocurrir

Me he equivocado. Lo siento mucho. No volverá a ocurrir.

No. El emérito no estaba en República Dominicana. El emérito decidió que el Caribe –de momento- puede esperar y ha echado un órdago al sentido común y se ha marchado al peor lugar posible: A los Emiratos Arabes Unidos, que como todo el mundo sabe, son  ​ Abu Dabi, Ajmán, Dubái, Fuyaira, Ras al-Jaima, Sarja y Umm al-Qaywayn.

Si la República Dominicana y sus placeres era ya un destino envenenado para el Borbón, los Emiratos son el órdago, el no va más del lujo sátrapa: Una monarquía absolutista donde no se respetan los derechos de las personas, un país que no tiene instituciones elegidas democráticamente ni partidos políticos, esto es, los ciudadanos no tienen derecho a cambiar su gobierno y la libre asociación es restringida.. Y lo peor, unos territorios donde el dinero se exhibe de manera pornográfica -baños de oro, escaleras de oro, grifería de oro, casetas de perro con aire acondicionado, mientras trabajadores/esclavos levantan rascacielos a unos cientos de metros de las arenas del desierto. En suma, un paraíso para el emérito y su particular modus vivendi.

Ya que el emérito no va a poder, de momento, pasearse por lo bateyes dominicanos junto a La Romana, sí que tendrá tiempo mientras dure su estancia en los emiratos de visitar los silos de armas que salieron en su día desde España . Entre 2015 y 2017, el gobierno español autorizó 40 licencias de exportación de material de defensa a los EAU por valor de más de 100 millones de euros. La cifra subió a 239 millones en 2018. En la actualidad, y desde hace ya cinco años, los emiratos forman parte de la coalición  que está masacrando Yemen, día sí y día también, en una guerra  en la que Arabia Saudí  y sus aliados americanos están masacrando a la población civil por el control del petróleo.

FOTO: Reuters

¿Extradiqué…?

Juan Carlos I de tonto no tiene ni un pelo, y ha elegido los emiratos como lugar de destierro sabiendo que el convenio de extradición que hay con nuestro país puede ser denegado “por razones de edad o salud”.

El convenio también recoge en este apartado que se podrá denegar la extradición «si el delito se cometió fuera del territorio de la Parte requirente (España) y la legislación de esa Parte excluye la jurisdicción sobre ese delito en circunstancias análogas (que se cometan fuera de España) .

Menos mal que ya dijo la Casa Real que si hacía falta que el emérito volviera a España a lo que fuera, que no habría ningún problema. Y entre líneas dijo que “pero ir pa ná, es tontería”.

Imágenes del hotel Emirates Palace, lugar donde podría estar alojadoi el emérito. Se trata del «hotel más lujoso del mundo», con una suite de casi 700 metros cuadrados con 3 dormitorios, mayordomo 24 horas y todas esas astracanadas de las que presumen los reyes del oro negro.

En cualquier caso, si ya República Dominicana era un destino poco o nada ético para alguien que supuestamente se lo ha llevado crudo durante 40 años gracias a su cargo, no digamos los emiratos, desde donde salieron buena parte –por no decir la totalidad- de las propinas que hicieron multimillonario al emérito.

Bueno, me equivoqué de país (de momento), pero no de personaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *